Decir no para para poder decir si

Sólo aprendiendo a decir NO, podremos decir SÍ

La cuestión no es ser autoritario, pero tampoco ceder constantemente a las peticiones, deseos y necesidades de los demás.

Pensar que yo también tengo mis intereses y hacérselo saber amablemente al otro nos puede resultar muy útil en nuestro día a día, y realmente práctico en nuestras relaciones familiares, conyugales, amistosas o laborales.
Explicando o hablando con normalidad de nuestro parecer, quizás logremos que los otros se pongan en nuestro lugar, consideren nuestra postura y tengan en cuenta que es igual de importante que la suya.
Por otro lado, de esta manera logramos sentirnos más satisfechos en nuestras relaciones con los demás y con nosotros mismos.
Por esta razón, Reafirmarse ante los otros, y decir NO cuando lo consideremos oportuno, nos abre la puerta para decir Sí a unas relaciones enriquecedoras, satisfactorias, de igual a igual.

IMG_0856-4.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s