Al psicólogo sólo van los débiles. ¿Os suena? Por Rocío Quintana – Psicóloga

A veces escucho expresiones como estas sobre mi profesión: “ir al psicólogo es de débiles”, “está un poco tarada”, “tiene depresión” 0, una que me preocupa especialmente: “menuda tontería, si tuviese el estrés que tengo yo, ni siquiera le daría tiempo a pensar en problemas o en si se siente bien o mal” El otro […]

a través de Al psicólogo sólo van los débiles. ¿Os suena? — Rocío Quintana – Psicóloga

Anuncios

Si no soportas la navidad…

Al menos sácale partido.

En estas fechas una queja que escucho muchas veces es que se hace muy largo este periodo por muchas razones. Yo no soy una friki de la navidad ¡ni mucho menos! y reconozco que a veces se provocan situaciones duras y dolorosas de manera innecesaria.

Lo primero es que si has sufrido una perdida reciente o una situación traumática tienes derecho a vivir estas fechas como te nazca. Por ser navidad no hay que ser o estar felices y si la gente que quiere reclama tu compañia es por que quieren estar contigo y acompañarte. Y si ,también en tu tristeza. Si no te sale sonreir no lo hagas, nadie te lo exige.

La silla vacia; la navidad es un recordatorio perpetuo de los años pasados. Y lamentablemente la vida contiene alguna pérdida. ¿Eliminarias lo vivido para no sufrir hoy? ¿A que no? A si que centrate en las sillas ocupadas e inspirate en los buenos recuerdos de ese alguien especial que ya no esta, para generar unos nuevos en ti y en otros.

Otra cosa que puede que te haga indigesta la navidad es el falso afecto. Las postales y christmas se hacen pesados cuando hay un corta pega. No pasa nada por ver una frase bonita que te recuerda a alguien y enviarsela. Hazle saber que no es un cortapega. Es una excusa para dar un toque a alguien que recordamos con cariño. Para ser simpático y afectuoso sin tóxicos que nos desinhiban de por medio. 

No confundas la diplomacia con la falsedad. Si decides ceder y pasar algun día con alguien que no te cae bien por otro. Lo primero que tiene que ser soportable no una pesadilla. Lo segundo ser amable por un tercero no implica mentir ni forzar. 

Derroche económico; si no te puedes permitir un gasto extra, adaptalo a tus posibilidades. Hacer algo especial no tiene que ser mas caro sólo diferente para salir de la rutina. Hay regalos fantásticos que no se compran; tu tiempo y esfuerzo es lo mejor que puedes dar de ti. Por ejemplo acompañar a tu pareja a un evento de esos que le encantan y a ti te aburren. 

Di no! A lo que no te guste;  y a lo que no quieras. Y cede cuando creas que merece la pena.

La realidad de perseguir un sueño por Elena Arnaiz

¿Emprender? Un año de autónoma. No he trabajado tanto en toda mi vida. No he tenido tantos ingresos en toda mi vida. Ni tantas alegrías. Ni tantas preocupaciones. No tengo jefe. Nunca he tenido que rendir cuentas a tanta gente como hasta ahora. Trabajo en casa, organizo mi horario, me gestiono yo a mi ritmo.…

a través de ¿ Emprender ? Mi primer año como autónoma — Elena Arnaiz Talento & Acción

Ansiedad por Separación: Causas, Definición y Soluciones — Psicocode

Cuando se acaba una relación, aparece de manera instintiva e inmediata un tipo de ansiedad: la ansiedad por separación. Tras una ruptura sentimental, se ven implicados muchos procesos emocionales tanto biológicos como circunstanciales. Ansiedad por separación: Causas La ansiedad es un mecanismo natural de defensa asociado a la emoción del miedo. Aparece cuando nuestro cerebro…

a través de Ansiedad por Separación: Causas, Definición y Soluciones — Psicocode

Esto es psicología positiva

Cámbiate

La felicidad no es algo que sucede. No es el resultado de la buena suerte o del azar. No es algo que pueda comprarse con dinero o con poder. No parece depender de los acontecimientos externos, sino más bien de cómo los interpretamos.

Mihály Csíkszentmihályi

En menos de una década, la psicología positiva ha captado la atención no solo de la comunidad académica sino del público en general. Con sus ventajas e inconvenientes. Aparece por todos lados. Y eso es bueno.

Lo es que estemos interesados en como hacer que nuestra vida sea mejor, que es a lo que se dedica esta disciplina científica. Siempre lo defenderemos, aún a riesgo de que muchos gurús o chamanes se apunten al carro.

Lo cierto es que la novedad es aparente. La psicología, en sus inicios, era precisamente lo que este movimiento postula en la actualidad. Una ciencia pensada para mejorar la calidad…

Ver la entrada original 638 palabras más

Tratamiento de la dependencia emocional.

 

 

La rehabilitación de una adicción es quizá una de las batallas más duras que puede librar una persona. Tiene que luchar contra sus peores fantasmas; y puede sufrir recaídas que le hacen sentir cada vez peor.

Mucha gente desconoce que lo más poderoso de una adicción nace de la misma persona que la sufre; y que aunque no haya un componente químico que justifique esa necesidad; la angustia por perder el “objeto” la puede hacer sufrir hasta ataques de pánico.

Lector

 La dependencia emocional es difícil de detectar; ya que muchas personas la etiquetan como amor apasionado. Esto les sirve para mantener esta relación de la que les aterra desprenderse. Cualquier persona que sufre una adicción tiene que resistir a un deseo irrefrenable de acercase al objeto que provoca su adicción. E incluso se engaña a sí misma para acercarse a ella. Imagínate si encima aquel del  que tiene que alejarse llama a su puerta y trata de convencerle de que todo será mejor ahora. 

Ya que además, generalmente,  el sujeto del que se depende muchas veces no quiere romper esta unión ya sea por apego o por utilidad. Las personas dependientes son magníficos cuidadores; todo lo maravilloso que no hacen para sí mismos son  capaces de hacerlo por el otro.  

Pero la dependencia emocional también puede tratarse; pese a estas dificultades.

Si la persona acude a consulta sospechando que la relación con un tercero es dependiente; tendrá media batalla ganada. Admitir el problema es muy importante porque nos despojamos de las autodefensas para aferrarnos a nuestra adicción. Se Reconoce que la relación no es sana; y se empieza a concienciar de la decisión que tanto le aterra.

 “Si esto no mejora tendré que romperlo”.

tina

Tina es una mujer inteligente; talentosa y atractiva. Sólo una dependencia emocional explicaría tantos años de abuso.


Después llega una parte tediosa y muy dura a la que yo llamo “hacer las maletas” siempre digo que aunque sospechemos que debemos separarnos; es una preparación. Lo que implica realmente es poner límites y explorar nuevas opciones. Prepararse para una vida SIN. A veces el tercero al ver que somos capaces de imponer nuevos límites reacciona y la relación puede mejorar. Y al final somos nosotros los que decimos hasta cuanto necesitamos de cambio en el otro.

Hacer maletas; puede ser desde quedar con los amigos; cerrar el grifo económico; volverse un poco más frío; deshacerse de viejos objetos; o coger unas vacaciones con otras personas.  Hacer maletas puede ser consultar pisos o habitaciones de alquiler; o trabajos en otras ciudades. En definitiva acercarse a otra vida en la que el otro no está presente.

Esta parte de hacer maletas es decisiva; por que o bien la persona dependiente con mucho dolor sigue adelante e impone su vida a la del otro. O bien decide dar marcha atrás. Aunque para todos es muy duro ver que se estanca esta ruptura o cambio. Nunca hay que darse por vencido; cada uno tiene su propio tiempo para el cambio.

La otra gran pregunta es si una relación dependiente se puede mejorar y mantener como relación. Dependerá de que los dos miembros de la relación estén dispuestos  a dar ese cambio.

Lo que sí es básico es que se tome la decisión que se tome; tenemos que priorizar nuestras necesidades físicas y mentales (al menos las básicas). Ante todo te recomiendo que consultes con un profesional. Los familiares y amigos te orientarán según sus criterios y no siempre es fácil discernir que es una relación “sana”. Ten en cuenta que el profesional es imparcial y busca tu equilibrio emocional, por encima de otros condicionamientos y con una verdadera imparcialidad.

Por ultimo os quiero dejar la canción de Guillermo que creo que describe el hastio previo a decir basta. https://www.youtube.com/watch?v=qMWwyuQ8Poo

DE LA INSEGURIDAD A LA AGRESIVA “ASERTIVIDAD”. UN EFECTO SECUNDARIO DE LA AUTOAYUDA Y LAS PSICOTERAPIAS LIGHT por Maribel Rodriguez

 

Os paso un texto fantástico; la terapia es un camino largo; y algunos “profesionales” sólo nos venden la parte fácil y bonita. Vivir la vida que tu escoges es liberador pero tiene una serie de costes que hay que asumir. La realidad es que no se puede hacer/tener todo y aceptarlo con verdadera asertividad es un proceso complejo.

Enlace al Blog de Maribel Rodriguez

“Últimamente me ha resultado curioso un fenómeno que he observado en algunas personas que, según dicen, se han ido “trabajando” a sí mismas…  Anteriormente eran personas inseguras, incluso demasiado complacientes y que muchas veces eran arrastradas por quienes les rodeaban y no sabían decir que no…
Posteriormente, tras su “proceso” su conducta se ha vuelto excesivamente reactiva y hostil ante lo interpretan una imposición por parte de otros, cuando se les proponen algo de forma directa o se les pide algún tipo de colaboración o ayuda. Es decir, viven la propuesta de otra persona como “ataque”, o quizás se están entrenando en esa nueva pauta de conducta “asertiva” para autoafirmarse frente al mundo, precisamente porque no están realmente firmes. La cuestión que parece  moverles a actuar así suele tener que ver con una inseguridad que les lleva a tener  con decir no a toda costa, te digan lo que digan, en una especie de afirmación reiterativa del propio ego, que aún se mueve con gran inseguridad a la hora de hacerse respetar. Por eso su NO, es una especie de sí a una posición que consideran de fuerza y de seguridad, sin ser conscientes de que la fuerza y la seguridad tienen mucho que ver con flexibilidad, apertura y el poder decir sí o no desde la serenidad y la consciencia. En muchos de estos casos de inseguridad negadora y reactiva vemos agresividad, que no asertividad (como nos quieren vender), y en el no compulsivo un intento fallido de autoafirmación desde la fragilidad y la ausencia de un yo firme y real.
Otra variante del mismo fenómeno es su empeño en tener que decir lo que piensan, sí o sí, independientemente como se sienta el otro, pues “son así” y se “están expresando”. Confunden la expresión impulsiva y automática sin libertad ni autocrítica con la libertad real.
Llama la atención, por otra parte, como estas personalidades reactivas responden sumisamente ante la adulación, seducción o cualquier otra táctica indirecta de manipulación. Es decir, juegan al no y a la autoafirmación cuando se les plantea algo directamente, pero al tratarse de personalidades inmaduras son totalmente vulnerables a las formas indirectas de manipulación.
El problema es que se venda esto como desarrollo personal, autoestima, o asertividad, cuando simplemente se mantienen actitudes agresivas, egocéntricas o autoritarias. Cada vez me da más la impresión de que este es uno de los efectos secundarios de ciertas psicoterapias light y de la lectura de libros de autoayuda o incluso de la psicología sin tener una adecuada base teórica y una personalidad mínimamente formada.
En estos casos parece que más de un trabajo de maduración, se ha dado un trabajo de desarrollar un ego caprichoso y egoísta que sigue siendo inseguro, pero que ha desarrollado formas externas de autodefensa, que sigue estando, desde la inseguridad y el infantilismo, con una actitud de “yo frente al mundo”.
Quizás, si se desarrollara una sana autoestima y autocompasión, donde uno se valora y se ama, respetándose es más probable que encuentre su auténtica posición, su auténtico ser con una estructura dotada de flexibilidad y apertura. Así, entonces no se trataría de defenderse, sino de posicionarse, expresarse y respetar a los otros desde el autorrespeto y el amor por sí mismo, lo que llevaría a también poderse poner en el lugar de los demás, sin entrar en hacerse propaganda de la superasertividad conseguida, o sin agredir a otros para manifestar la propia posición. Poner de manifiesto los límites con amor y respeto es también un respeto a uno mismo. Pero para ello es preciso un proceso de maduración, de tolerancia a la frustración, de capacidad de escucha y de autoconocimiento, etc. que lleva su tiempo, que es toda una artesanía vital en la se llega a que finalmente algo fluye en uno desde la serenidad y la consciencia real de las propias limitaciones, con humildad y consciencia de la propia realidad y de la realidad ajena. Sólo así puede fluir un amor y una conexión real con los otros, producto de lograrlo antes con uno mismo. Esto no nos lo puede dar ni un libro de autoayuda, ni una psicoterapia light express. Lleva su tiempo y siempre ha de estar unido a grandes dosis de humildad y de aceptación de la propia vulnerabilidad.
Si alguna vez nos venden como parte de nuestro proceso una asertividad agresiva, cuidado, pues en lugar de ir hacia delante es posible que estemos yendo hacia atrás… Si alguna vez nos encontramos con sufrimiento y dolor al marcar los límites a otros, también es probable de que nuestra supuesta asertividad no sea sana y que más bien se trate de una forma encubierta de agresividad.”

Publicado 5th May por Maribel Rodríguez